> 30 de Marzo de 2018
Las complejidades que entraña la apertura

La decisión de habilitar la participación de los “europeos” en los Pumas abre múltiples alternativas, como la urgencia por contar con los mejores en junio, la necesidad de armar una estrategia sólida de cara al futuro y los daños que provocaría dar un nuevo paso en falso. Alejo Miranda cuenta los pormenores de la implementación de esta nueva medida. 

La decisión de habilitar la participación de los europeos en los Pumas fue un paso enorme. Ahora falta lo más difícil: su instrumentación. En la primera semana de mando del nuevo Consejo Directivo de la UAR, fue motivo de varias reuniones, pero lo concreto es que a 70 días del primer compromiso internacional para el seleccionado no hay nada definido excepto la certeza de que no puede ser irrestricto. Una apertura total provocaría un éxodo masivo que significaría el fin de los Jaguares en el Súper Rugby. Justo cuando el equipo muestra señales de madurez y afianzamiento, sería un despropósito, aun cuando los Pumas son el objetivo supremo.
 
Resta definir, entonces, cómo se implementará esa restricción, que abarca varios frentes. Por un lado, el cuantitativo: cuántos jugadores estarán habilitados para jugar en los Pumas simultáneamente. Segundo, la cualitativa: qué requisitos deben reunir estos jugadores. Además, la temporal: cuándo entrará en vigor y si será una medida provisoria, permanente, gradual o tendrá un plazo fijo, y el grado de flexibilidad que tendrá la medida. Por último, el criterio de aplicación de la Regla 9.
 
Cuántos y por qué
 
Lo más difícil es determinar qué jugadores estarán aptos para vestir la camiseta de los Pumas. Una postura es imitar los modelos australiano o sudafricano, que limitan según un mínimo de caps: 50 los primeros, 30 los segundos. De esta manera, evita el éxodo de jugadores en desarrollo. Sin embargo, los resultados no han sido los mejores y tanto Wallabies como Springboks terminaron pagando un precio alto, ya que vieron cómo sus principales figuras emigraban al Viejo Continente, socavando tanto el potencial del seleccionado como de los equipos del Súper Rugby.
 
Además, no se ajusta del todo a las necesidades de los Pumas. Con este criterio, un pilar bien considerado como Francisco Gómez Kodela no tendría cabida, ya que apenas representó en 11 partidos a los Pumas, o una estrella como Patricio Fernández, que no jugó ninguno. Isa tiene sólo 25, Figallo 24, pero la mayoría del plantel actual supera los 30. Si se pone un mínimo bajo, se van todos. Si es alto, se deja al margen a jugadores clave.
 
Otra postura más flexible es la de establecer un número máximo de jugadores que pueden ser convocados (por ejemplo, cinco). De esta forma se evitaría un éxodo masivo, ya que el que se fuera debería estar en una elite para poder jugar a los Pumas, pero por el otro lado sería demasiado condicionante para el cuerpo técnico de turno.
 
Una alternativa posible es hacer una combinación de las dos anteriores: establecer un número mínimo de caps alto (¿60?) para evitar un éxodo mayúsculo y al mismo tiempo habilitar un cupo pequeño (¿tres?) de jugadores que no cumplan con aquél mínimo.
 
Cuándo y hasta cuándo
 
Otra cuestión por dilucidar es cuándo entrará en vigor la apertura. El cuerpo técnico de los Pumas quiere que sea lo más pronto posible. Necesita sumar victorias para demostrar idoneidad ante el nuevo Consejo Directivo y asegurarse la permanencia hasta Japón 2019. Por ello, ven con buenos ojos contar con algunos refuerzos de peso para junio, donde aparecen las mejores posibilidades de alzarse con un triunfo. La necesidad de reforzar la primera línea para contrarrestar el poderío de los scrums de Gales y Escocia es imperiosa. 
 
Pero también debe quedar bien en claro cuál es la extensión de la apertura. Por lo menos, debe preestablecerse cuál será el criterio que se aplicará en Japón 2019. ¿Habrá allí una apertura total? Esto es clave para conservar la fidelidad de los jugadores que apostaron por este proceso y se quedaron en el país aún resignando ingresos y calidad de vida.
 
Y además, ¿cuál será la política post Mundial? Con o sin restricción, muchos jugadores ya hicieron saber que se irían. La experiencia del Súper Rugby ha resultado desgastante físicamente y traumática psicológicamente. Por ellos, será crucial establecer reglas claras para no socavar la confianza de los jugadores.
 
La Regla 9
 
Otra cuestión a tener en cuenta, aunque esto ya no depende exclusivamente del plano doméstico, es el criterio con que se utilizará la Regla 9. World Rugby obliga a los clubes a liberar a los jugadores internacionales a sus seleccionados en las ventanas internacionales de junio, noviembre y el Rugby Championship. Ahora bien, la final del Top 14 francés se superpone con el primer partido de junio. ¿Qué sucederá si Isa y Toulon llegan a la definición? Además, World Rugby recomienda que los jugadores no superen los 30 partidos por año y que tengan un mes de descanso. Cuando quedan entre seis y nueve partidos (según hasta dónde avance Saracens en la Premiership y la Champios Cup), Figallo ya lleva jugados 23 partidos en la temporada, pero sólo 7 en 2018. ¿Se considera año calendario o por temporada? La temporada europea va de julio a mayo, pero la del hemisferio sur de febrero a noviembre.
 
Uno de los efectos colaterales positivos que tendrá la apertura para Jaguares y Pumas es que el jugador argentino se desvalorizará en el exterior, ya quien lo contrate sabrá que no lo podrá contar en una parte importante de su temporada, por lo que lo pensará dos veces antes de sumarlo a sus filas o le ofrecerá un salario menor. Esto le da más posibilidades al board de Jaguares de contrarrestar la oferta.
 
Las posibilidades son múltiples, pero el tiempo es corto. Establecer un criterio adecuado será crucial para que resulte en beneficio de Pumas y Jaguares a la vez. Deben contemplarse las necesidades coyunturales, pero sobre todo armar una estrategia que sirva para fortalecer toda la estructura. Un paso en falso puede resultar contraproducente y echar todo por la borda de un plumazo. Y forzará un volver a empezar. Otra vez más.
Autor: Alejo Miranda
Foto: Daniel Salvatori
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.