> 19 de Marzo de 2018
Otro paso atrás

Jaguares volvió a perder; esta vez un partido que se podría haber ganado de aprovechar las oportunidades que hubo. Además, España no pudo soportar la presión de estar a pasos de Rugby World Cup 2019. Frankie Deges estuvo en Vélez Sarsfield y vio el partido de Los Leones y te da su visión. La derrota en números.

Arrancaron para ganar por carro y se terminaron yendo con las manos vacías. Está difícil para estos Jaguares versión 2018. La semana pasada destacamos los músculos del corazón y el cerebro como parte. No hubo abundancia de ninguno de los dos en la derrota ante unos Reds que estaban para ser derrotados.
 
Jaguares volvió a jugar en un Vélez que le está quedando muy grande. En tres partidos, no han llegado a juntar 20 mil espectadores y la falta de triunfos es preocupante. No falta trabajo, pero no se están dando las cosas como se espera, puertas adentro y del resto de una población ovalada que está alienándose de un equipo que está necesitando una seguidilla de buenos resultados para atraer y generar una comunidad propia.
 
Bautista Delguy, cada más arraigado en el alto nivel y una fija para quedarse con una camiseta de Los Pumas cuando llegue la ventana de junio, corrió un ángulo perfecto para agarrar a una dormida defensa de los Reds tras un perfecto pase de Rete González Iglesias. Iban cuatro minutos. Fue un try sencillo desde lo visual pero en el fondo de la imagen, el scrum argentino empezaba a sufrir al pilar derecho Taniela Tupou.
 
Tongan Thor llegaba con la fama de ser el futuro gran pilar del rugby mundial. En el primer scrum no le fue bien; poco duró la complicación porque a partir del segundo, ese del try Jaguar, se acomodó y tuvo un claro dominio de su rival directo Felipe Arregui.
 
Como para terminar una gran noche del pilar nacido en Tonga, formado en Nueva Zelanda y por alguna razón luego Wallaby con solo 20 años, se quedó en el campo de juego, sacándose fotos con no menos de 10 celulares que le tiraban desde la tribuna. Fue el último jugador en irse, cuando la gente de seguridad le pidió con enorme respeto a los que se quedaron que se fueran retirando. No me lo contaron - mi hijo menor fue uno de los que se volvió feliz con la foto del australiano. Una semana antes se había vuelto con el botín 50 de Israel Folau.
 
Tan confiados estaban en su scrum los Reds, que de un free-kick en 40 yardas optaron por ir a esa formación; unas fases más tarde, llegó el primer try visitante.
 
Jaguares tackleaba con vehemencia y hacia delante, algo clave para no solo frenar al rival sino para intimidarlo. González Iglesias, mientras estuvo en la cancha, fue muy sólido defensivamente, pero en definitiva había un tackle doble, sólido y eficiente. 
Me aburre el maul de line
 
Cerca de la media hora llegó un try de maul desde un lineout de los Reds. No tengo una solución para ofrecer pero ya se hace repetitivo eso de ir desde un penal al line en las cinco yardas y de ahí empujar. Si no termina en try es porque hubo alguna infracción en el medio - o en el caso de Jaguares, esas situaciones no se aprovecharon por malas tiradas en el line y por propia ineficacia.
En la última jugada del primer tiempo, Jaguares casi llega al try pero un manotazo le hizo perder la pelota a Rete.
 
Yéndose al descanso no había señales claras como para preocuparse, tan sólo un scrum que se complicaba con cada formación.
 
Abajo por solo cuatro puntos, desde temprano en el segundo tiempo el equipo decidió no patear los penales y sin sumar puntos se desataron cantidad de imprecisiones preocupantes de manejo y de concepto. Con un equipo estático y repetitivo, que nunca atacó con velocidad, la posibilidad de triunfo se fue esfumando, más allá de que hubo tres o cuatro chances de llegar al try.
 
Alguna de esas chances concretadas podría haber sido la diferencia entra una segunda victoria o una nueva derrota.
 
No estuvo bueno lo de Jaguares. No estuvo ni cerca del nivel de los primeros 78 minutos del partido de la semana anterior ante Waratahs. Se vienen los Lions, un equipo muy difícil.
 
El Diablo Negro frenó las ilusiones de España
 
Difícil la tuvieron los Leones españoles que perdieron una chance histórica de clasificar a su segundo mundial. Necesitaban ganar ante Bélgica en Bruselas, un equipo que había perdido por amplio score en sus recientes partidos por la Copa Europea.
 
Cayeron 18 a 10 en un partido inolvidable por razones ajenas al juego. La realidad es que fue pobre lo de los españoles. No pudieron encontrar el camino al try ante unos Diablos Negros que no tenían nada para perder e hicieron todo por ganar.
 
El mismo nerviosismo español fue clave en su derrota pero el cierre del partido mostró la peor cara del rugby español que tenía todo para generar una explosión en su país.
 
Vale aclarar un par de cosas: de perder España, clasificaba Rumania. Poner un referí rumano en Bélgica y que este tenga una estadística de penales muy desfavorable al perdedor (28 en contra, muchísimos menos a favor) ya de por sí es controversial.
 
Que una tromba de jugadores españoles se le haya abalanzado sobre el cierre con violencia contenida fue una horrible mueca del rugby.
 
Esto no termina acá. Habrá que esperar a ver que sanciones hay y que se explica de la inclusión de un referí en un partido tan importante bajo las circunstancias que se dieron.
Autor: Frankie Deges
Foto: Daniel Salvatori
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.