> 27 de Noviembre de 2017
Tiempo

Se acabó la temporada de alto nivel y Los Pumas terminaron con un récord de diez derrotas y sólo dos triunfos. En su habitual columna de opinión para Mundial XV, Frankie Deges busca darle un sentido al dolor de ver unos Pumas con un nivel bajo. ¡Imperdible de leer!

El tiempo es un gran curador. Tal vez cuando pasen los días, meses, años y el 2017 sea tan sólo una referencia estadística, recordaremos lo mejor de una temporada que hoy, a horas de que se haya bajado la cortina, cuesta ver.
 
No sé cuántos lectores son padres, pero con tres varones llenos de energía me pasa constantemente. En el día a día o en situaciones a priori de disfrute como las vacaciones, hay momentos en que uno tiene ganas de… - acá tómense el tiempo de describir que harían con los niños en esos momentos poco agradables- .
 
Particularmente, me agarran terribles calenturas porque se pelean, discuten, no estudian, no miran por la ventana cuando estamos recorriendo, están prendidos a su teléfono, exigen y no piden, y no parecen disfrutar del ahora.
 
Pero pasa el tiempo y afloran los buenos recuerdos y esas calenturas se olvidan – salvo alguna que otra que será por siempre inolvidable. ¿En qué familia no tenemos el ying y el yang?
 
De hecho, en las fotos familiares que compartimos en las múltiples redes sociales solo nos permitimos las que estamos todos sonriendo, con un fondo bonito, las que son un buen recuerdo. Y, obviamente, ¡las que la dueña de casa aprueba!
 
Pasa con las ausencias. Duelen mucho al principio, pero el tiempo cura todo o enseña a vivir con el dolor y a recordar los buenos momentos por sobre los malos. Larga introducción para evitar hablar de un vaso medio vacío tras un año ovalado que se va y parece dejar poco para recordar.
 
El tiempo cura
 
Ojalá que con el tiempo miremos hacia atrás y este año 2017 que ahora pinta para bajón, haya tenido algo para recordarlo con cariño. Lo sabremos con el tiempo.
 
No ayuda la necesidad de describir sensaciones sobre un equipo que tuvo que enfrentar a los mejores equipos del mundo en un 2017 complicado. Tener que hacerlo horas después de otra derrota inapelable complica el análisis.
 
No ganar ninguno de los catorce tests contra equipos mejor ranqueados es entendible desde la lógica. Difícil imaginar otra temporada en la que se jugará contra los Top 5 con tan solo dos encuentros contra equipos peor ubicados.
 
Lo que duele es notar un retroceso en el juego. Si quisiera ser menos directo, buscar el vaso medio lleno, diría que no hubo progreso. La realidad es que estaría diciendo lo mismo. Decir que de a ratos se jugó bien no alcanza para un equipo profesional. La brecha deportiva que siempre existió con los mejores y que de a ratos parece achicarse, pareciera estar en su punto más amplio.
 
No sólo fue la gira de noviembre en la que no se estuvo cerca de derrotar ni a Inglaterra ni a Irlanda y que ante Italia se obtuvo un triunfo con complicaciones. No fue lo que sucedió en junio ante Inglaterra cuando se podrían haber ganado pero no fue así y Georgia a quien se le ganó pero sin conformar. En el Rugby Championship se sufrió mucho más de lo que se disfrutó con Los Pumas. Hay cosas para destacar pero hoy cuesta ese análisis.
 
La fría Dublín
 
Si analizamos particularmente el partido del sábado contra Irlanda, sorprende ver que hay errores habituales que se repiten. Knock-ons que no deberían existir, pelotas torcidas en el scrum – hoy con el cambio de reglas que permiten tirar recto pero bajo los pies del hooker es poco aceptable –, inconvenientes con la marca.
 
Hubo que esperar 54 minutos para que el equipo reconociera que Irlanda defendía tan plano que con la repetición de ataques fácilmente frenables, había que usar el pie. Así llegaron dos de los tres tries de los Pumas. La ejecución es todo, pero para ejecutar hay que entender cómo viene la mano.
 
Estos Pumas están cansados. Fue notorio a lo largo de gran parte del 2017, sobre todo en el cierre de un año que comenzó hace tanto tiempo. Es cierto que en los dos últimos partidos que se perdieron, Los Pumas dominaron sobre el final. Eso sirve, ayuda a llenar ese vaso. Pero también hay que decir que esto fue con dos resultados asegurados para los locales.
 
Mejoró el scrum sin ser lo que alguna vez fue, el line fue positivo, surgieron jugadores como Emiliano Boffelli (recordemos que su primer cap fue en este 2017), Sebastián Cancelliere y sus enormes ganas. Hubo ratificaciones: Agustín Creevy y Pablo Matera los mejores del año con Joaquín Tuculet, ganador del World Rugby Award al Mejor Try del Año, completando esa terna.
 
Hubo también muchos que jugaron por debajo de su propio nivel y el que exige el rugby internacional.
 
No se discute nunca la entrega del equipo. Nunca. El día que haya que escribir sobre esto será uno muy triste. La realidad es que ya no alcanza.
 
Como sigue todo
 
Se viene un nuevo año que comenzará dentro de muy poco. ¿Qué pasará con el Huevo Hourcade? Esa es la gran pregunta. Junto a su cuerpo técnico están las ganas de seguir y entiendo que la UAR tiene intención de que el tucumano siga hasta el Mundial 2019.
 
Será importante entonces un profundo análisis de situación y un trabajo a desarrollar con Mario Ledesma y su staff. A diferencia de la anterior gestión de Jaguares, todos surgidos del riñón de Hourcade, se puede inferir sin equivocarnos que Ledesma y Nico Fernández Miranda son outsiders del sistema que desarrolló la UAR.
 
Será interesante ver que dinámica se irá dando con los meses. Si todo funciona bien, y no hay razón por la que no, permitirá un crecimiento individual y grupal en beneficio de Los Pumas.
 
Cuando cerró el 2013, era difícil también ser positivos y dos años después todos celebrábamos el cuarto puesto en Rugby World Cup, con el pecho inflado por el buen juego desplegado.
 
Tal vez el tiempo nos ayude a ver este 2017 como uno de crecimiento, de gestación de algo que volverá a permitirnos el orgullo de ver a unos Pumas competitivos en el más alto nivel. Entonces, lo que hoy no nos gusta probablemente tome otro tinte. Porque el tiempo todo lo acomoda. Lo que hoy duele, mañana será un recuerdo.
Autor: Frankie Deges
Foto: UAR
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.