> 20 de Noviembre de 2017
Memoria

O falta de ella. Ese es uno de los muchos puntos de análisis que le dejó a Frankie Deges la trabajosa victoria de Los Pumas en Italia en el segundo partido de la gira por Europa de los argentinos. ¡No dejes de leer esta increíble columna! 

Siempre ayuda Wikipedia para las consultas básicas. Así define el termino memoria: “La memoria es una función del cerebro que permite al organismo codificar, almacenar y recuperar la información del pasado.”
 
Por lo visto desde Florencia, Los Pumas parecen haber perdido la memoria de lo que alguna vez fueron. En el rugby internacional y en el rugby profesional – en esencia, en el alto rendimiento - la primera premisa básica es ganar.
 
En ese sentido, entonces, aplaudimos la victoria de un equipo desesperado por ganar, necesitado de una sonrisa deportiva que ayude en la última, y más difícil, semana del año.
 
Si bien el siguiente rival es el durísimo Irlanda, la gran dificultad pasará estos próximos días por no perder el foco tan cerca del fin de una temporada larga, eterna, que comenzó la primera semana de enero.
 
Es entendible que en esta época del año cueste atarse los cordones. Es un último empuje que se necesita para terminar de la mejor manera posible un año flojo.
 
Me es difícil definir que sería un buen cierre porque cuesta mucho imaginar a este equipo Puma derrotando a Irlanda en la hasta hoy inexpugnable Dublín. No solo por lo mostrado en lo que va del año sino por las buenas actuaciones de una Irlanda que en los últimos trece meses derrotó a All Blacks, Wallabies, Springboks e Inglaterra.
 
No ha sido un buen año desde los resultados y desde el juego para Los Pumas. Hubo algunos, no muchos, buenos momentos contra Inglaterra en el comienzo de esta ventana y no hubo muchas situaciones positivas ante un equipo italiano que suele complicar, pero no vencer a Los Pumas.
 
Lo que más duele es la sensación de que el equipo ha perdido la memoria de cómo jugar bien al rugby. No era mucho, ni muy complicado, lo que planteaba Italia. De igual manera, fue poco creativo lo de unos Pumas seguramente maniatados por esa necesidad de ganar.
 
¿Dónde quedaron esos grandes momentos de buen rugby? ¿Cuándo cambió tanto el sistema dejando de ser un equipo atractivo, divertido, para ser hoy una sombra de lo que alguna vez fueron? O un mal recuerdo.
 
Velocidad de juego
 
El juego lento del equipo del Huevo Hourcade, que en sus 50 tests ha tenido muchísimos momentos mejores que el actual, pareciera tener un responsable. El cambio de cara que se da en los últimos minutos se lo imprime el medioscrum Gonzalo Bertranou. Es tiempo de que tenga su chance con la número 9 y no con la 21. No digo retirar a Martín Landajo, tan solo que le llegó el turno al mendocino. No está bueno desde el púlpito de la prensa pedir cambios al equipo porque no se tienen en cuenta todos los elementos que tiene el cuerpo técnico. Pero a la vista es un cambio que pareciera ser una opción clara de mejora.
 
Si bien ‘Marta’ intentó, en comparación, imprimirle más velocidad a la salida de la pelota de las formaciones y no tuvo grandes errores, veamos desde el arranque a Bertranou.
 
Está bueno que uno de los destacados haya sido el novato Sebastián Cancelliere. Ya demostró que jugar en tests no le pesa. En casi 100 minutos de rugby internacional, Cancelliere mostró el hambre que está faltando en un equipo cansado. Es un bienvenido soplo de aire fresco. Queda cada vez menos tiempo para el Mundial y pocas las oportunidades para seguir probando jugadores. Hay buen material en el sistema de la UAR y Argentina XV es una etapa previa que si se corta allí por el natural cuello de botella que significa tener un único equipo profesional, se pierde la oportunidad de promover jugadores como Cancelliere.
 
Dos muy buenos hookers
 
Otro que sería bueno ver jugar más, aunque enfrenta otra realidad, es el hooker Julián Montoya. Pobre…tiene al mejor del equipo que además es el capitán en su puesto y es irrompible. Pero Agustín Creevy tiene en el joven de Newman un suplente de gran calidad. Deberá seguir conformándose con 20 minutos por test. Sobre todo porque no ha surgido un líder del tamaño de Creevy. Hasta tanto, no entrar con él a la cancha es dar hándicap.
 
Queda una última semana para que se tomen un merecido descanso. Los All Blacks históricamente hablaban de la necesidad de terminar bien una temporada para evitar la piedra en la espalda. Decían que si perdían el último test del año, cuando en la playa se tiraran a tomar sol, tendrían una piedra en la espalda que los incomodaría todo el verano.
 
¿Habrá algo en la espalda de Los Pumas este verano? Más allá del triunfo, difícil, dificilísimo, recuperar la memoria es el primer paso hacia evitar esta incomodidad playera.
 
Cerramos con Wikipedia: “En términos prácticos, la memoria (o, mejor, los recuerdos) es la expresión de que ha ocurrido un aprendizaje.”
Autor: Mundial XV
Foto: UAR
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.