> 27 de Octubre de 2017
En los libros de historia

Felipe Contepomi será el tercer argentino, y 133 en todo el mundo, miembro del World Rugby Hall of Fame, enorme honor para el ex jugador de Newman. En una nueva columna para Mundial XV, Frankie Deges nos hace un repaso de la historia del ex jugador de Los Pumas.

Felipe Contepomi recibirá el enorme honor de ser admitido al World Rugby Hall of Fame en una ceremonia en Rugby el 10 de diciembre. Su padre Carlos, su hermano mellizo Manuel y otros familiares y amigos estarán junto a él en un evento que celebrará todo lo bueno que hizo el ‘Mellizo’ en el rugby. Y que desde su actual rol de coach sigue haciendo.
 
Que su padre esté allí será también un reconocimiento a un verdadero personaje de nuestro rugby. ‘Pomi’ debutó en el seleccionado nacional en el Sudamericano 1964 en San Pablo pero no fue a la gira de Los Pumas en 1965 porque se había instalado en Inglaterra para estudiar medicina. Socio Honorario del Buenos Aires Cricket & Rugby –apertura la última vez que los fundadores fueron campeones en 1958-59 – eligió el Cardenal Newman para la educación de sus hijos varones – Juampi, Pancho, el Bebe y los mellizos.
 
Así fue que salvo una descolorida foto con la camiseta azul de Biei, los mellizos fueron de Newman. En juveniles, en un equipo que tenía a Agustín Canalda, luego Puma, y al Pumita Víctor Müller, como figuras, se cansaron de ganar. Pero no era Felipe el más destacado de la familia. 
 
Parte de Los Pumitas campeones en Italia en 1996; los mellizos jugaron en 1997 y 1998 en el exitoso M21 que elevaría varios a Los Pumas. Si bien Felipe quería jugar de 10, en ese gran equipo que en los dos años tuvo a Rorro Roncero, el Turco Allub, el Flaco Farías, el Negro Gaitán y Nani Corleto entre otros, se ponía con cierta bronca la 12 – el apertura fue ambos años Juan Odriozola de CUBA.
 
Manuel fue el primero en ser Puma, al debutar en el torneo clasificatorio para RWC 1999 jugado, justamente, en el estadio Biei. Uno de los más felices por ver al fullback con la celeste y blanca era Felipe, partícipe clave en la producción de una bandera para Manuel.
 
Su tiempo llegó poco después, ese mismo 1998, en Santiago al lanzar contra Chile una carrera que terminaría quince temporadas después con 87 tests y 651 puntos, ambos records en nuestro país.
 
Le costó a Felipe instalarse con la 10 del seleccionado. Si bien estaba Gonzalo Quesada, comenzó a elevar su nivel al punto que servía al equipo tanto como 12 como en las pocas ocasiones que jugó de fullback. Si bien siempre puso al equipo primero, siempre quiso jugar de apertura; la realidad indicaba que era también un centro de clase mundial.
 
Parte de la generación que se sacó la mufa mundialista en 1999 y que vivió la gran frustración del 2003, fue uno de los líderes fuera del campo de juego que trabajaron mucho para que la Unión Argentina de Rugby los ayudara a ser competitivos en el 2007.
 
Una vez que logró el apoyo – huelga e incansables luchas mediante – esa generación demostró en Francia toda su capacidad. Aquel tercer puesto lo tuvo a Felipe siempre presente como centro y pateador. A la brillantez de Juani Hernández se le sumaron los mellizos, uno a la par del otro – en el himno y en el centro de la cancha.
 
Ya venía brillando en el rugby europeo – primero en el Bristol inglés donde todavía se acuerdan de sus alocados festejos con su partenaire y gran amigo Agustín Pichot, y luego en el Leinster irlandés, adonde volvió después de arruinarles aquel mundial. Su figura es muy reconocida en ese país y en ese equipo, con el que ganó la entonces Heineken Cup.
 
Jugó también en Francia: en Toulon dos años y en Stade Français otros dos.
 
Terminado el 2007, con la llegada de Tati Phelan al cargo de entrenador, fue el capitán de un equipo que comenzó una renovación importante. No fueron los momentos más fáciles ni felices. Tímido por naturaleza, la capitanía le presentaba demasiados desafíos, sobre todo fuera del campo de juego.
 
Aun así, y arrastrando una lesión en las costillas sufrida en el primer partido contra Inglaterra, llevó a Los Pumas a cuartos de final en Nueva Zelanda 2011. Su sangre fría aportó la conversión al inolvidable try de Lucas González Amorosino; otra hubiera sido la historia para el rugby argentino si erraba ese kick. Nunca sabremos qué hubiera pasado si no entraba ese balón.
 
Su cierre con el equipo nacional, ya como jugador amateur en su casa de Benavídez, Newman, fue en octubre de 2013 contra Australia. Se despedía un grande y así lo reconoció un Gigante de Arroyito que lo aplaudió de pie.
 
Cómo empezó
 
La génesis del Rugby Hall of Fame se la puede encontrar a mediados de la década del ’90 cuando en Auckland dos empresarios fanáticos de nuestro deporte, comenzaron a honrar a los que nos habían precedido y mejorado nuestro deporte.
 
Allí, en la galería de un edificio sobre la famosa Queen Street, aparecían las estatuas de los primeros ocho miembros, invitando al museo interactivo. Entre ellos, en su habitual pose de pateador, estaba el mítico Hugo Porta.
 
Pasaron los años y el entonces International Rugby Board sintió la necesidad, obligación diría, de celebrar la historia de quienes tanto habían hecho por nuestro deporte y tras negociar con el International Rugby Hall of Fame, unieron sus fuerzas y quedó todo bajo el ala de la asociación mundial.
 
Las primeras inducciones al Salón de la Fama fueron para William Webb Ellis y el Colegio de Rugby en 2006. Hugo Porta fue agregado en la tercera camada, la del 2008, mientras que una vez que transcurrieron los tres años desde el retiro que se exigen para poder ser elegible, el tiempo de Agustín Pichot llegó en el 2011.
 
El lógico regreso a World Rugby agrandó la base, generó mucha más difusión y con el paso del tiempo se consiguió un hogar físico en el pueblo de Rugby donde, junto a las autoridades locales, abrió un moderno museo interactivo que rememora la orgullosa historia de nuestro deporte, y de sus figuras.
 
Historia de la que Felipe Contpomi ha sido una figura y que hoy consigue su merecido reconocimiento.
Autor: Mundial XV
Foto: Big Foto
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.