> 10 de Septiembre de 2016
Ola negra

Después de un amanecer que arrancaba para ilusionarse con Los Pumas jugando en tierras maoríes, Frankie Deges fue uno de los muchos que no pudieron volver a dormirse tras la clase de rugby de los All Blacks. Ahora, a pensar en los Wallabies.

Un try a los dos minutos hizo que la cama quedara chica. Con dos niños de 10 y 12 años que se pusieron ellos mismos el despertador para ver el partido, si había modorra, desapareció instantáneamente con el try de Santi Cordero.
 
La televisión mostraba unos Pumas que arrancaban faltándole el respeto a los mejores del mundo desde el arranque.
 
Que los All Blacks hubieran desafiado con su Kapa O Pango en vez del tradicional haka Ka Mate, hablaba del real respeto que le tienen a estos Pumas que, a pesar de la derrota, están para seguir ganando partidos en este Rugby Championship.
 
De hecho, como suele pasar en la previa a una semana de test contra Nueva Zelanda, me toca en suerte atender a radios neozelandesas – cuatro entrevistas que buscaban entender un poco mas sobre el rugby y la realidad del equipo argentino. Invariablemente, la pregunta, honesta, sincera, era si Los Pumas podían ganarle en Hamilton a su equipo.
 
“No,” mi tajante respuesta ante cada consulta. Luego explicaba las razones que veía para esta certeza que hoy tengo. Que fueron, por cierto, lamentablemente confirmadas en Hamilton.
 
El arranque de Los Pumas fue un golpe – para el temprano try no había encontrado aún la posición ideal tan temprano en la mañana para ver los siguientes 78 minutos de rugby.
 
En el ADN de estos Pumas con sello Hourcade/Creevy está el animarse a jugar, buscar el espacio y poner el balón lo mas adelante posible y tener continuidad. Esto hicieron sobre todo en un primer tiempo en el que tuvieron un rendimiento mejor aún que lo que habían mostrado frente a los Springboks tanto en Nelspruit como en Salta.
 
Líder
 
Lo de Agustín Creevy emociona, con sus hombros caídos, cara tatuada de cansado pero siempre usando toda su fortaleza y experiencia para ir hacia el ingoal. Si bien Julián Montoya es un muy buen jugador y proyecto de crack, el equipo se resiente cuando el capitán deja la cancha.
 
Si tan solo hablara inglés como para buscar ese dialogo que tiene el capitán de los All Blacks Kieran Read con los referís, sería perfecto lo del hooker surgido en San Luis.
 
Su entrega en esa hora lo deja con el tanque vacío y es ilógico pensarlo en la cancha todo el partido. Pero que importante sería.
 
Quedó claro desde un principio que estos Pumas de Hamilton iban a buscar el partido y así fue que llegó ese primer, a la postre, único try con sello de pase en el contacto y la filtración entre la defensa.
 
Quedaban por delante 77 minutos y si bien la reacción All Black iba a venir, no fue instantánea.
 
Julian Savea, verdugo como nadie de nuestro equipo, abrió el camino en el décimo minuto, pero poniendo a Nueva Zelanda bajó presión, Nico Sánchez tuvo dos penales en su pie para estirar a 13-7 el marcador.
 
Que hubiera pasado si Nahuel Tetaz Chaparro no perdía esa pelota tan cerca del ingoal es algo que nunca sabremos. Los Pumas hubieran pasado a 20-7 jugando bien, mejor que el local.
 
Aún así, cuando tenían media chance, los All Blacks la aprovechaban. El gran fullback Ben Smith apoyó el primero de sus dos tries. El intercambio fue constante en ese primer tiempo, que terminó 24 a 19.
 
Para el minuto 50, el quinto penal de Sánchez, que marca bajo la presión que pusieron Los Pumas a su rival, marcó la última vez que sumaron puntos.
 
Los mejores lejos
 
El problema es que estos All Blacks son los mejores del mundo. Lejos. Y mientras Argentina no aprovechó todas sus oportunidades, cada vez que tuvieron una chance, los de negro fueron implacables. Ocho tries a uno es mucho, muchísimo. Marca la diferencia entre ellos y nosotros.
 
Si hubiera que explicarle el partido a quien no lo vio, decir que lo del equipo de Hourcade fue muy bueno pero que perdió 57 a 22 sería recibido con una ceja levantada, como mínimo.
 
Es que fue así. Salvo la falta de contundencia para llegar al try – ante, valga la redundancia, la mejor defensa – el resto fue positivo. La no utilización del uso del pie fue para evitar darle el balón a los All Blacks que son muy buenos en el juego aéreo con presión y dañinos cuando se les entrega la posesión mas allá de que sea lejos de la línea de defensa. Se vienen con todo.
 
Hasta el minuto 50, Argentina fue competitiva, feroz en todo lo que hizo, pero aún así no pudo doblegar a los All Blacks. Empezó ahí la ola negra y para ese momento, después de haber aguantado despiertos, estoicos, mis hijos acomodaron el cuerpo, entendieron que no había mas nada que hacer para Los Pumas, y se rindieron al sueño, descansando de cara a su test-match semanal en infantiles.
 
Potencia desde el banco
 
Fue como si hubieran sabido lo que venía porque a partir de ahí, no hubo mas equivalencias. El uso del banco Puma, en casos por necesidad por las lesiones de Juani Hernández y Guido Petti, generó que nuevamente se resintiera el equipo.
 
A diferencia del ganador, su banco no hace extrañar a ninguno de los titulares. Es un tema irresuelto por Hourcade ya que no es la misma contundencia que traen los que ingresan. Eso será tiempo y experiencia que se siga adquiriendo en el Súper Rugby. Por de pronto, debutó el entrerriano Marcos Kremer, gran proyecto del rugby nacional.
 
En definitiva, jugar con los All Blacks tiene este tipo de riesgos. Hacen todo bien, con o sin la pelota, en ataque o defensa. Respetan a cada uno de los rivales y juegan los 80 minutos.
 
Vale una mención para Facundo Isa, nuevamente de gran nivel. El que haya tapado la conversión de Aaron Cruden sobre el cierre del partido marca el orgullo de un jugador, de un equipo, por hacer que cada punto cueste. Vaya el aplauso para él.
 
¿Pueden Los Pumas ganarle a Australia en Perth?
 
Así como el no era contundente ante la misma consulta sobre los All Blacks, el sí cabe para el partido en Perth.
 
Es un viaje largo desde Hamilton y habrá que ver como están los lesionados. Los Wallabies no mostraron mucho en Brisbane y mas allá del resultado final, están claramente con problemas de identidad ovalada.
 
Es un buen momento para, finalmente, ganarles allá en el Rugby Championship.
 
Autor: Frankie Deges
Foto: UAR
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.