> 01 de Noviembre de 2011
Un Mundial inolvidable

Un repaso por Nueva Zelanda 2011 permite caer en la cuenta de que se trató de un certamen que quedará entre los mejores momentos de la historia del rugby.

 

All Blacks vs. Pumas: un choque de estilos, uno de los puntos altos del Mundial

Ha sido un gran Mundial. Se puede argumentar que el juego no fue lo vistoso que se esperaba y que las máximas promesas no aparecieron en su plenitud, pero es innegable que Nueva Zelanda 2011 quedará en la historia como uno de los mejores.

Y no sólo por el hecho de que haya sido en Nueva Zelanda, la casa del rugby, y porque los All Blacks hayan roto el maleficio de 24 años para recuperar el cetro que, por derecho adquirido, les pertenece. Tampoco por el calor de un pueblo que vive el rugby como ninguno. Sin dudas han sido un aliciente importante, pero el Mundial dejó mucho más.

En primer lugar, es menester decir que el nivel del juego ha crecido respecto a lo que sucedió cuatro años atrás. Basta comparar el estilo de los Springboks 2007 con el de los All Blacks 2011. Es cierto que todavía se está lejos del rugby total que se busca impulsar con las modificaciones reglamentarias, pero es claro que para ser exitoso, ése es el camino.

Lo hecho por Gales, la revelación, es una muestra clara de ello. Francia casi nunca pudo desplegar su rugby, pero le alcanzó con su temple copero para estar una vez más en la definición. A los Wallabies les faltó madurez, pero  mostraron destellos de su potencial; tienen mucho para crecer. Samoa dejó en claro que tiene argumentos físicos y técnicos para ganarle a cualquiera.

Los Pumas se fueron con la frente en alto tras jugarle de igual a igual a Inglaterra y los All Blacks. No alcanzó para repetir lo de 2007, pero la impresión es que lo mejor está por venir.

Las decepciones fueron varias. Inglaterra fue de turismo y así le fue. Irlanda jugó impecablemente contra Australia y cometió errores infantiles ante Gales. Dejó pasar otra generación de grandes jugadores. Fiji perdió su lugar en la elite: pareció un equipo chico.

Figuras hubo muchas. Entre los All Blacks: Ma’a Nonu, Jerome Kaino, Brad Thorne, Israel Dagg, Piri Weepu, Dan Carter mientras jugó, McCaw (más por temple que por juego)… difícil dejar a alguno de negro afuera. Además, Mike Phillips, Thierry Dusautoir, David Pocock, Rodrigo Roncero, Toby Faletau.

Decepciones, también: Quade Cooper, Jonny Wilkinson, Courtney Lawes, Jonathan Sexton, Bryan Habana, François Trinh-Duc, James Hook.

Hubo momentos estelares, como el try de Lucas González Amorosino ante Escocia, los letales 15 minutos de los All Blacks ante Francia en la clasificación, el desenlace de Samoa ante Sudáfrica o la remontada de Canadá ante Japón. Pero ninguno fue tan determinante como la expulsión de Sam Worburton en la semifinal ante Francia.

Al hacer la cuenta, son muchos los recuerdos que quedarán en la memoria de los amantes del rugby. Repasarlos amenizará la larga espera que antecede a Inglaterra 2015.

Autor: Alejo Miranda
Foto: Daylife
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.