> 05 de Agosto de 2015
1995, eje argumental de tres historias

Rugby World Cup 1995 será recordado por su rugby, la presencia de Mandela y porque allí se tejió el traspaso del deporte al profesionalismo. En otra entrega de OCA camino al Mundial 2015, Frankie Deges recorre el aspecto deportivo de un Mundial emblemático.

Rugby World Cup 1995 tiene tres nudos argumentales sólidos, individuales pero conectados; los tres merecedores de su propia historia. 
 
Por un lado está el tema deportivo y la riqueza que tuvo este torneo, con la consagración de Jonah Lomu, el rol de Chester Williams, el dolor de Max Brito, la implosión de Australia, la mala suerte de Los Pumas, el Shosholoza que cantaban los hinchas locales, el avión de South African Airways y Nelson Mandela entregando la Copa.
 
El segundo nudo argumental está basado en la personalidad de Nelson Mandela y su utilización del Mundial como herramienta de cambio en un país que estaba buscando reiniciarse y reinventarse. El bien llamado Factor Humano lo analizaremos en otro columna.
 
En silencio y bajo el radar de los medios, múltiples negociaciones terminarían con la llegada del rugby profesional, o abierto. Sería éste el último Mundial “amateur.” Este tercer argumento lo veremos esto en otro envío de la serie.
 
Llegar a Ciudad del Cabo y ver una ciudad vestida para Rugby World Cup marcó el tono del torneo. La cartelería tenía a Chester Williams como gran figura. En un país con un presidente nuevo en Nelson Mandela – 15 días antes del partido inaugural había celebrado su primer año de mandato – tener un Springbok de color era motivo suficiente para enmarcar la comunicación a través de él. Lamentablemente, una lesión lo alejó del equipo hasta cuartos de final, historia que ya contaremos.
 
El arranque del Mundial no podía ser mas soñado. En Newlands, con el olor de la cebada que viene de la fabrica de cerveza de SA Breweries sobrevolando el ambiente, el 25 de mayo los Springboks le ganaron 27 a 18 a una Australia en el partido inaugural. Joel Stransky, a 30 días de asegurarse un lugar en la historia, apoyó el primer try del torneo.
 
Sudáfrica derrotaría a Rumania y luego a Canadá en la batalla de Boet Erasmus, con expulsados, suspendidos y cortes de luz. Los australianos recuperaron parte de su prestigio frente a Canadá y Rumania y pasaron de ronda, pero con un drop de Rob Andrew su Mundial terminó en cuartos de final en Ciudad del Cabo.
 
6, 6 y 6 puntos de diferencia
 
Los Pumas debutaron en la lluviosa Durban frente a una Inglaterra que era todo profesionalismo. Las luchas internas por el control del equipo entre los entrenadores Ricardo Paganini y Alejandro Petra hicieron que descarrilara un proyecto Puma que había empezado el 1º de febrero en Hindú tras cambiar los anteriores entrenadores a fin del ’94. Para peor, en la gira previa por Australia se habían lesionado Gonzalo Camardón y Santiago Mesón, dos imprescindibles en este equipo en que los forwards eran las figuras.
 
En esas disputas de poder, quien vio todo el Mundial desde el banco fue un por entonces un poco conocido Agustín Pichot, chiquilín desesperado por jugar. La 9 fue del rosarino Peto Crexell que terminó jugando tironeado.
 
En el debut, dos tries bien distintos – Lisandro Arbizu zafando de varios tackles el primero y el Pato Noriega con la famosa Gran Cacho (irónicamente, el creador de esa jugada, Cacho Urbano, estaba en el banco de suplentes) – no alcanzaron ya que Inglaterra sumó 24 puntos con el pie; Argentina llegó a 18 y esa diferencia de seis puntos sería una constante en Sudáfrica. Fue el primer Mundial con el try de cinco puntos.
 
Los argentinos se mudaron a la tranquila ciudad costera de East London para sus siguientes dos partidos. Western Samoa le había ganado a Italia 42 a 18 y llegaban en alza. Los Pumas los sometieron con una inolvidable primera línea compuesta por la Chancha Corral, Fede Méndez y Pato Noriega. De estar ganando 26 a 13 a diecisiete minutos del final a llegar a la última jugada perdiendo 32 a 26, los errores conceptuales del equipo capitaneado por el Bebe Salvat, el viento en contra y la falta de tackle ayudaron a perder la brújula. 
 
Por alguna orden superior, el neozelandés David Bishop no le permitió al pesado pack Puma hacer nuevamente la gran Cacho en la última jugada. El penal se transformó en scrum a ocho yardas del ingoal rival. Pero Los Pumas, por alguna razón, no pudieron empujar hacia el seguro try. Los antecedentes marcaban que en el primer tiempo hubo un try-penal por fallas en el scrum y en otro empujaron 20 yardas; en el segundo el Cheto Santamarina apoyó desde detrás de un scrum. Se esfumó la chance de recuperar un partido que había parecido propio y con dos derrotas propias y dos triunfos de Western Samoa e Inglaterra, nuevamente el Mundial terminaba en primera ronda.
 
Con nada por jugar en el tercer partido el dúo de entrenadores peleado y sin dialogo vez de poner a los que no habían jugado optaron por mantener el mismo equipo; la diferencia fue nuevamente de seis puntos. Encima, Italia sumó 26 de sus 31 puntos con sangre argentina – Diego Domínguez y Mario Gerosa.
 
Jonah
 
Los All Blacks, con la aparición de un tal Jonah Lomu que cautivó al mundo en este Mundial, tuvieron su camino a la final con pocos escollos, derrotando a Irlanda 43 a 19, a Gales 34 a 9 y a Japón 145 a 17; en cuartos de final venció a Escocia 48 a 30 y en la semi a Inglaterra 45 a 29.
 
Del otro lado de las llaves Francia había ganado un grupo que había tenido la desgracia de la severa lesión del marfileño Max Brito frente a Tonga. Franceses y escoceses pasaron la zona. Los primeros le ganaron a Irlanda mientras que los segundo sufrieron a los All Blacks.
 
Las semifinales fueron bien distintas una de otra. En Durban, bajo una lluvia torrencial que hizo que el partido se atrasara mientras se buscaba quitar agua del terreno de juego, se pensó en postergar al día siguiente o suspender el partido. De haberlo hecho, Sudáfrica, que le había ganado bien a Samoa en cuartos pero que frente a Canadá había recibido una tarjeta roja quedaría eliminado por tener peor record disciplinario. El partido finalmente se jugó y ganaron los Springboks 19 a 15 y con enormes dudas sobre algunos fallos del referí galés Derek Bevan.
 
Al día siguiente, en el Día del Padre, el sol hizo que la fiesta de Newlands fuera completa, salvo para los ingleses que capitaneaba Will Carling. Con un Lomu imparable, apoyó cuatro tries, y jugando un rugby completo y atípico para la época, apabullaron a su rival. Todo tipo de lujos hubo de los de negro como el drop de su fantástico octavo Zinzan Brooke desde 45 yardas. Fue un 45-29 mentiroso ya que Inglaterra consiguió dos tries sobre el cierre.
 
La gran final entonces ponía frente a frente a los dos rivales mas encumbrados. Era el escenario ideal para el amante del rugby, los históricos líderes del rugby en una final por el trofeo mas importante. La gran consigna sudafricana era como frenar al gigante Lomu; la de los All Blacks: como ponerlo en espacio para lastimar a los Boks.
 
Ganó el planteo sudafricano que en un partido sin diferencias y ante el apoyo de casi 60 mil locales en un estadio repleto con 65 mil espectadores hubo que esperar hasta el segundo tiempo extra para que Joel Stransky quebrara el empate para darle a su país el 15 a 12 definitivo.
 
François Pienaar recibió el trofeo de manos de Nelson Mandela y el mundo ovalado nunca fue el mismo después de ese momento. Pero esa historia la contaremos en la próxima columna.
 
Los Pumas en Rugby World Cup 1995
 
27 de mayo, en Durban vs Inglaterra 18 – 24 (2t, 1c, 1d, 1p – 2d, 6p)
30 de mayo, en East London vs Western Samoa 26 – 32 (1t, 1tp, 2c, 4p – 3t, 1c, 5p)
4 de junio, en East London vs Italia 25 – 31 (3t, 1tp, 1c, 1p – 3t, 2c, 4p)
Jugados: 3   Perdidos: 3
A favor: 69 (6t, 2tp, 4c, 1d, 6p) En contra: 87 (6t, 3c, 2d, 15p)
 
Plantel:
Backs: Ezequiel Jurado (Jockey Club, Rosario); Martín Terán (Tucumán RC), Diego Albanese (SIC), Diego Cuesta Silva (SIC), Sebastián Salvat (Alumni), Francisco García (Alumni), Fernando del Castillo (Jockey Club, Rosario); Lisandro Arbizu (Belgrano Athletic), José Cilley (SIC) y Guillermo del Castillo (Jockey Club, Rosario); Rodrigo Crexell (Jockey Club, Rosario) y Agustín Pichot (CASI)
Forwards: José Santamarina (Tucumán RC), Martín Sugasti (Jockey Club, Rosario), Rolando Martin (SIC), Sebastián Irazoqui (Palermo Bajo) y Cristián Viel (Newman); Pedro Sporleder (Curupaytí), Pablo Buabse (Los Tarcos), Nicolás Bossicovich (Gimnasia y Esgrima, Rosario), Germán Llanes (La Plata RC); Patricio Noriega (Hindú), Marcelo Urbano (BACRC), Matías Corral (SIC), Federico Méndez (Mendoza RC) y Ricardo Le Fort (Tucumán RC)
Capitán: Sebastián Salvat
Presidente de la Delegación: Luis Chaluleu
Mánager: José María Rolandi
Entrenadores: Alejandro Petra y Ricardo Paganini
Médico: Dr. Mario Larrain
Fisioterapeuta: José Luis Visca
Traductor: Carlos Uranga
Referí: Efraím Sklar fue el único referí argentino en el torneo.
 
Todos los partidos:
Grupo A (en Ciudad del Cabo, Stellenbosch y Port Elizabeth): Sudáfrica 27 – Australia 18, Canadá 34 – Rumania 3; Sudáfrica 21 – Rumania 8, Australia 27 – Canadá 11; Sudáfrica 20 – Canadá 0, Australia 42 – Rumania 3
Grupo B (en Durban y East London): Inglaterra 24 – Argentina 18, Western Samoa 42 – Italia 18; Western Samoa 32 – Argentina 26, Inglaterra 27 – Italia 20; Italia 31 – Argentina 25, Inglaterra 44 – Western Samoa 22
Grupo C (en Bloemfontein y Johannesburgo): Gales 57 – Japón 10, Nueva Zelanda 43 – Irlanda 19; Irlanda 50 – Japón 28, Nueva Zelanda 34 – Gales 9; Nueva Zelanda 145 – Japón 17, Irlanda 24 – Gales 23
Grupo D (en Pretoria y Rustenburg): Escocia 89 – Costa de Marfil 0, Francia 38 – Tonga 10; Escocia 41 – Tonga 5, Francia 54 – Costa de Marfil 18; Francia 22 – Escocia 19, Tonga 29 – Costa de Marfil 11
Cuartos de final: Sudáfrica 42 – Western Samoa 14 (en Johannesburgo), Francia 36 – Irlanda 12 (en Durban), Inglaterra 25 – Australia 22 (en Ciudad del Cabo), Nueva Zelanda 48 – Escocia 30 (en Pretoria)
Semifinales: Sudáfrica 19 – Francia 15 (en Durban), Nueva Zelanda 45 – Inglaterra 29 (en Ciudad del Cabo)
3° / 4° Puesto: Francia 19 – Inglaterra 9 (en Pretoria)
Final: Sudáfrica 15 – Nueva Zelanda 12 (en Ellis Park, Johannesburgo)
Autor: Frankie Deges
Foto: IRB
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.