> 24 de Junio de 2015
El día que el rugby sanó heridas

El 24 de junio de 1995, Sudáfrica venció a Nueva Zelanda por 15-12 en Ellis Park y alzó su primera Rugby World Cup. En un momento de tensión social, el rugby ayudó a acercar las posturas de dos naciones enfrentadas dentro de un mismo país.
 

“Cuando más en peligro estuvo la armonía, en 1994 y 1995, Mandela empleó una táctica curiosa: recurrió al deporte como medio de cerrar las heridas de la nación”, relata el estadounidense Richard Stengel en “El Legado de Mandela”.   La situación en Sudáfrica, tras la interrupción legal de más de 40 años de Apartheid, era tensa.

Libros y películas describieron una historia que tuvo su clímax hace 20 años y vale la pena recordar: Nelson Mandela se hizo amigo del capitán de lo Springboks, François Pienaar, apoyó al seleccionado y llamó a la nación negra a imitarlo.

En décadas anteriores, el CNA (Congreso Nacional Africano) se había esforzado para que los Boks fueran vetados internacionalmente. De hecho, el de 1995 fue el primer Mundial que Sudáfrica disputó.

Los Springboks debutaron venciendo a Australia (27-18), el campeón defensor.  Luego encadenó victorias ante Rumania (21-8) y Canadá (20-0) para cerrar la primera etapa como líder de su grupo.  En cuartos de final derrotó a Samoa por 42-14 y en la semifinal logró superar a Francia (19-15).

En la final esperaba la Nueva Zelanda del gran Jonah Lomu. En Ellis Park, los Boks vencieron 15-12, fueron campeones del mundo y un país dividido por razones raciales, se unió en el festejo por un motivo deportivo.

“Y después de ganarte al enemigo, decía Mandela, nunca te regodees. Es en el momento de tu mayor triunfo cuando más comprensión debes mostrar. No lo humilles bajo ningún concepto. Deja que salven la cara. Y entonces, decía Mandela, tu enemigo se convertirá en tu amigo”, agregaba Stengel.

Autor: Francisco Arcuri (@Pancho_Arcuri)
Foto: Archivo
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.