> 04 de Marzo de 2014
Michael Lynagh, ejemplo entre los aperturas

Después de llegar a los Wallabies a los 20 años, ganarse un lugar junto a David Campese, Tim Horan y Nick Farr-Jones, y ser campeón del mundo en 1991, Michael Lynagh se ganó un lugar en la historia grande del rugby internacional. Aquí su vida.

Michael Lynagh se ganó un lugar en la historia grande del rugby internacional

Michael Patrick Thomas Lynagh nació el 25 de enero de 1963 en Brisbane, estudió en el Gregory Terrace College, fue campeón de la GPS Premiership -durante su adolescencia- en 1979, 1980 y 1981, y ocupa el octavo puesto entre los máximos goleadores del rugby internacional -marcó 911 puntos en 72 tests. Esos son algunos datos duros que, combinados como sucede con este jugador de rugby que será recordado por todos los fanáticos del rugby union en Australia, hablan de uno de los mejores jugadores de la historia de los Wallabies.

Durante su prolífera carrera, Michael Lynagh mezcló un rol de estratega y conductor para llevar la 10 en su espalda, con el liderazgo y el temple necesarios para encabezar grandes éxitos, a diferentes escalas. Además, jugó tanto de apertura como de centro.

Llegó a los Wallabies muy joven, con tan solo 20 años, en 1984. Debutó frente a Fiji en Suva, duelo que ganó el seleccionado aussie 16 a 3, con un try de David Campese, un drop del entonces apertura Mark Ella y tres penales de quien llevó la 12 en dicho encuentro. Sí, el debutante Michael Lynagh, quien supo de responsabilidades desde que comenzó su carrera en el rugby internacional. Experiencias como estas, en las que debió soportar el peso de, por ejemplo, ser la primera opción como pateador a los palos, lo fortalecieron. Así, creció y se ganó un lugar en cada equipo que integró.

Antes de explotar como jugador de rugby, Lynagh practicó cricket y fútbol americano. Y, según los que siguieron su carrera desde temprano, su etapa como jugador en Oregon -su padre se trasladó a trabajar en Oregon State University en 1978- lo fortaleció para poder hacer frente a la competencia y los grandes desafíos.

Al volver a Australia, se anotó en el Movimiento Humanitario de la Universidad de Queensland, donde comenzó su carrera como jugador de rugby. En ese contexto, impresionó a sus entrenadores y se ganó la convocatoria al primer equipo estatal. En 1982, debutó en el primer equipo de Queensland, y al año siguiente tuvo su primera convocatoria para un cap internacional, de cara un test entre Australia y Francia. Pero su momento en el seleccionado se demoró hasta el año siguiente, y ese citado partido contra Fiji en el que anotó tres penales.

Si bien quedó en la historia del rugby como uno de los mejores aperturas de su país, primero fue centro en los Wallabies, porque Mark Ella y Paul McLean tenían la 10 amarilla impregnada. En 1985, en tanto, pasó a ese lugar en la línea de backs, asumiendo un rol de mayor responsabilidad y jerarquía, junto al capitán y medio scrum Nick Farr-Jones. Juntos, disputaron 47 partidos a nivel internacional.

Tanto en Nueva Zelanda 1987 como en Inglaterra 1991, Michael Lynagh fue uno de los principales referentes del seleccionado amarillo. En su segundo Mundial, conquistado por los Wallabies, se destacó en un equipo repleto de figuras como Tim Horan, David Campese, el mismo Farr-Jones y un joven John Eales.

Desde el retiro de Farr-Jones en 1993, luego del título de 1991, Lynagh pasó a ser el capitán de Australia. Así fue hasta 1995, temporada en la que se retiró del seleccionado luego del Mundial de Sudáfrica 1995 y pasó al rugby europeo.

Saracens fue su destino en el inicio de la era profesional. El rugby inglés. Allí anotó 219 puntos en 19 partidos, entre 1996 y 1998. En 1996, además, se convirtió en Miembro de la Orden de Australia, en 1999 ingresó al Salón de la Fama del Deporte en Australia, y en el año 2000 recibió la Medalla de los Deportes de Australia. Los premios no terminaron ahí, porque desde 2001 forma parte del Salón de la Fama de la International Rugby Board y, desde 2013, se sumó al Salón de la Fama Wallaby.

Esta es la historia de un rugbier que, desde sus inicios en la alta competencia, supo de responsabilidades. En tanto que, durante toda su carrera, logró grandes objetivos, terminó dando un salto grande a Europa, a un contexto muy distinto, y finalmente fue reconocido por todo lo que dio.

No obstante, la trayectoria de Lynagh ligada al rugby sigue fuera del terreno de juego. Claro que no juega. Hoy en día es analista de juego para Sky Sports de Reino Unido, por lo que sigue utilizando sus conocimientos y compartiendo sus vivencias.

Autor: Jero Tello
Foto: Australian RU
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.