> 26 de Mayo de 1995
Una caída injusta

Los Pumas estuvieron cerca de dar la primera sorpresa del Mundial y derrotar a Inglaterra. Finalmente, el debut fue para la Rosa, que se llevó el triunfo 24-18. La eficacia de los pateadores, fue determinante en el resultado. 

Lisandro Arbizu, autor de uno de los tries.

Estuvieron cerca de patear el tablero de la tercera edición del Mundial de rugby. Los potentes focos del remodelado estadio Kings Park, de Durban, iluminaron una actuación reconfortante de la selección argentina, que tuvo al borde del knock out a un peso pesado como Inglaterra, actual subcampeón del mundo y ganador del torneo de las Cinco Naciones.

Por muy poco, el conjunto argentino no pudo aprovechar la oportunidad histórica que se le presentó. La implacable patada de Rob Andrew –el apertura inglés-, goleador absoluto de su equipo (7 de 8 a los palos), y la ausencia de un jugador con una efectividad razonable en los tiros a los postes del lado argentino, fueron los únicos motivos que privaron al XV nacional de la primera gran sorpresa de Sudáfrica 1995.

Como un típico Test Match se jugó en Durban. Los europeos ubicaban el juego en territorio albiceleste a partir de la inteligencia táctica y los kicks de su numero 10. La idea era explotar un line que tenía altura y técnica para dominar. Sin embargo, nunca pudo progresar a partir de esa formación debido a la férrea defensa argentina, multiplicada en sucesivos tackles.

No obstante, la pegada mágica de Andrew cerró el parcial 12-0 a favor de su equipo. Incluso, al inicio del complemento, la ventaja se estiró a 15 con un drop del propio apertura (luego marcó otro). A partir de allí, los dirigidos por la dupla Petra-Paganini impusieron condiciones con un pack dominante en las formaciones y achicaron distancia. Y hubiera habido triunfo de no haber sido por la falta de un eficaz ejecutante a los postes (se fallaron 20 puntos de infracciones erradas: dos penales de Cexell y tres de Arbizu, que además falló un drop y una conversión). Demasiada ventaja. 

Habrá que recordar que en la gira previa por Australia, Los Pumas se quedaron sin Gonzalo Camardón y Santiago Mesón, dos de los jugadores más valiosos de la época. Camardón era un crack y el tucumano atravesaba el mejor momento de su carrera y estaba infalible a los palos.

“Argentina jugó un partido extraordinario. Si no hubiera sido por Rob Andrew, Los Pumas estarían festejando ahora. Los forwards jugaron como suponíamos, la defensa fue muy buena, pero me llamó la atención las ganas de ganar que mostraron”, admitió Jack Rowell tras el triunfo. Quedó claro, la actuación Puma sorprendió a todos y dejó una buena imagen pensando a futuro.

Argentina (18): Ezequiel Jurado; Martín Terán, Diego Cuesta Silva, Sebastián Salvat (Cap) y Diego Albanese; Lisandro Arbizu y Rodrigo Crexell; Cristian Viel, José Santamarina y Rolando Martin; Germán Llanes y Pedro Sporleder; Patricio Noriega, Federico Méndez y Matías Corral.
Entrenadores: Alejandro Petra y Ricardo Paganini.
Cambios: ST 30’, Sebastián Irazoqui por Viel.

Inglaterra (24): Mike Catt; Tony Underwood, Jeremy Guscott, Will Carling (Cap) y Rory Underwood; Rob Andrew y Dewi Morris; Ben Clarke, Steve Ojomoh y Tim Rodber; Martin Bayfield y Martin Johnson; Victor Ubogu, Brian Moore y Jason Leonard.
Entrenadores: Jack Rowell y Les Cusworth.
Cambios: ST 40’, Phil de Glanville por Carling.

Tantos en el primer tiempo: 5, 16, 29 y 38’, Penales de Andrew (I). Resultado parcial: Argentina 0 – Inglaterra 12.

Tantos en el segundo tiempo: 4 y 23’, Drops de Andrew (I); 5 y 24’, Penales de Arbizu (A); 9 y 39’, Penales de Andrew (I); 13’, Gol de Arbizu por try de Noriega (A), y 40’, Try de Arbizu (A).

Cancha: King's Park (Durban, Sudáfrica)
Árbitro: Jim Fleming (Escocia).
Asistencia: 30.000 espectadores.

Autor: Mundial XV
Foto: IRB
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.