> 12 de Marzo de 2013
Jason Leonard, el legendario

Con 22 presencias mundialistas el pilar es récord de partidos en la historia de la Rugby World Cup. Pero eso no es lo único que distingue a uno de los mejores primeras líneas del planeta. Conocé su historia en este nuevo profile de los mejores de la historia.

Jason Leonard, una leyenda

Seguramente que ni él hubiera pensado llegar tan alto en su carrera luego de pisar la cancha de Vélez el 28 de julio de 1990, la tarde en que por primera vez se calzó la camiseta de la Rosa y su Inglaterra derrotó 25-12 a Los Pumas en un partido que será recordado como la primera visita del conjunto europeo al país tras la Guerra de Malvinas. Pero la vida de Jason Leonard, dentro y fuera de un campo, ya no sería la misma desde ese debut con apenas 21 años.

“El ambiente era duro. Me acuerdo de la bandera del Reino Unido que se quemaba en el estadio, las naranjas que nos tiraban y como el “Dios salve a la Reina” sólo estaba por unos segundos en los parlantes. Fue un bautismo de fuego y con emociones altas. Pero los muchachos me dijeron: “Usted se concentra en su juego, y vamos a concentrarnos en lo nuestro”. No era un partido para los débiles de corazón", recuerda el pilar, quien poco a poco se convirtió en un pedazo grande de la historia del rugby inglés.

Nacido el 14 de agosto de 1968 en Barking, un suburbio del este de Londres, comenzó a jugar en el club de la ciudad desde que era un juvenil y su talento ya reconocido lo llevó a fichar por Saracens. Sin embargo antes de llegar al primer equipo se trasladó a Harlequins, de donde nunca se movería como profesional hasta su retiro en 2004, momento de gloria en el que levantó por segunda vez la Challenge Cup (jugó los últimos siete minutos), luego de que los Quins superaran 27-26 a Clermont el 22 de mayo en el Madejski Stadium. Merecida despedida.

A lo largo de su trayectoria disputó 219 cotejos con su club, obteniendo también la Challenge de la temporada 2000/2001, al superar 42-33 al Narbonne de Mario Ledesma, Gonzalo Quesada e Ignacio Corleto. No obstante si Leonard es reconocido a nivel mundial es por lo que logró representando a su seleccionado.

Apuntalado por Brian Moore y Jeff Probyn, la primera línea inglesa se solidificó hasta hacerse casi inquebrantable y un temor constante para sus rivales. Junto a ellos, Wade Dooley, Dean Richards, Mick Skinner, Mike Teague y Peter Winterbottom completaban un pack granítico que edificó los Cinco Naciones con Grand Slam incluido en 1991 y 1992 y la chance de llegar a la final del Mundial celebrado en su país, aunque fue derrota 12-6 ante Australia, en lo que Leonard describe como el punto más bajo de su carrera. 

Pese a destacarse con frecuencia los obstáculos le llegaron rápidamente. Su carrera fue puesta en duda después de sólo diez caps, cuando en el choque ante Gales por el Cinco Naciones sufrió una lesión en el cuello. Pese a sentir el entumecimiento del brazo derecho y sin tener ni idea de que se había roto una vértebra del cuello, jugó el resto del partido. Aunque más tarde necesitó de una cirugía de emergencia, en la que se le injertó el hueso de su cadera en el cuello. Esa brillante intervención y su régimen de rehabilitación constante lo llevaron a una recuperación perfecta para disputar su undécimo Test ante Canadá, en Twickenham, sin perderse un encuentro de Inglaterra y disputar un año más tarde su primera gira con los British and Irish Lions (derrota ante Nueva Zelanda). Un animal.

Esa asistencia perfecta al seleccionado perduró hasta 1995 y por treinta partidos más, toda una marca si se tiene en cuenta la posición que ocupaba en la cancha y la lesión que había contraído tres años atrás. La interrupción se produjo ante Samoa, en el último cruce de la primera fase mundialista en Sudáfrica (Inglaterra finalizó cuarto). Meses antes había conquistado su tercer Grand Slam en el Five Nations.

En 1996, temporada en la que levantó por última ocasión el trofeo del Five Nations (en 2000 y 2001 lo haría con el renovado Six Nations), le llegó la chance de anotarse en el ingoal. Su víctima -la única de su trayectoria- fue Argentina, en encuentro que finalizó 20-18 en Twickenham y en el que lució la cinta de capitán. Para esa época ya tenía la facilidad de jugar como pilar derecho, un complemento a sus características trascendentes: tamaño y potencia.

En 1997 disputó la gira de los Lions por Sudáfrica, que finalizó con triunfo 2-1 sobre los Springboks, aunque en el Mundial de Gales 1999 ese mismo equipo fue el que interrumpió su travesía en el torneo, en cuartos de final. El nuevo milenio vio a Leonard romper varios récords individuales, ya que superó al wing Rory Underwood como el jugador con mayor cantidad de partidos en Inglaterra, disputando su 86º Test ante Los Pumas en Twickenham (triunfo 19-0). Doce meses más tarde, ante Rumania, alcanzó al ex capitán neocelandés Sean Fitzpatrick como el forward con más partidos en el mundo, con 93 caps.

El 15 de febrero de 2003 otra vez entró en los libros como el primer delantero disputar en centenar de apariciones internacionales, cuando inició ante Francia en un enfrentamiento de las Seis Naciones, siendo el primer inglés en lograr esta hazaña. Pese a estar como tercera opción detrás de Phil Vickery y Trevor Woodman, Leonard disputó los siete partidos del Mundial 2003 en el equipo dirigido por Clive Woodward, el que consagró a la Rosa como el mejor. Se retiró del seleccionado el 15 de febrero de 2004, en el triunfo 50-9 ante Italia, en pleno Seis Naciones, aunque tuvo su despedida ante Barbarians en Twickenham, con try incluido, en un amistoso sólo para los aplausos. En 2007 fue admitido al Salón de la Fama del Rugby, un premio harto merecido para “The Fun Bus”, como había sido apodado.

Carpintero mientras el deporte era amateur, Leonard alcanzó a disputar cuatro Copas del Mundo, 119 Tests con su selección (el tercer jugador en la historia en superar un centenario de partidos a nivel mundial), tres giras con los British and Irish Lions (la última ante Australia, en 2001). No quedan muchas más cartas por mostrar de una institución del rugby inglés que construyó su carrera a través del sacrificio y la perseverancia.

Autor: Juan Pablo Zenoni
Foto: Juan Pablo Zenoni
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.