> 31 de Diciembre de 2019
¡El Pupi Imhoff!

Adorados en Europa, descartados por Argentina: a Juan Imhoff y a Javier Zanetti los une mucho más que la bandera. Ambos dejaron una huella en los seleccionados, pero no fueron tenidos en cuenta en los momentos cumbre de sus carreras. ¿Podrá el rosarino cambiar el final de la historia? 

Trazar un paralelismo para describir una situación no es comparar. Es encontrar similitudes. Y la ausencia -por quinto año consecutivo- de Juan Imhoff en una convocatoria de Los Pumas invita a analizar el caso de un histórico del fútbol argentino: Javier Zanetti.
 
A Europa, con pasaje de ida
 
El Pupi hizo sus primeras apariciones en Talleres de Remedios de Escalada y luego pasó a Banfield. En el fútbol argentino duró apenas tres temporadas porque rápidamente el viejo continente puso sus ojos en él: Inter se lo llevó en 1995 y Milán, desde los 22 años, se convirtió en su hogar. Después de 19 campañas, se retiró y hoy es vicepresidente del club.
 
En el caso de Imhoff, Duendes fue el primer paso y la llegada de Pampas XV le dio otra plataforma de competencia. Tras la consagración en la Vodacom Cup 2011, desembarcó en Racing con 23 años y ya decidió que el equipo de París será el único en carrera. Lleva nueve temporadas y, como Zanetti, fue campeón, capitán y es ídolo.
 
Argentina, el otro gran amor
 
Mientras daba sus primeros pasos en la liga argentina, Zanetti hizo en 1994 su primera aparición en el seleccionado, convocado por Daniel Passarella. Disputó los mundiales de 1998 y 2002 y se dio el gusto de participar en los Juegos Olímpicos 1996. 
 
Sin embargo, su carrera de 143 partidos con la celeste y blanca estuvo cargada de polémica. En 2006, José Pekerman sorprendió y lo dejó afuera de la Copa del Mundo, optando por Lionel Scaloni. Cuatro años más tarde, Diego Maradona hizo lo propio y llevó a Sudáfrica a Ariel Garcé. Ambas decisiones generaron un desconcierto total en los hinchas y en los medios. En 2011, Sergio Batista lo volvió a llamar para la Copa América, en lo que sería su cierre con la celeste y blanca.
 
Semanas antes de la despedida de Zanetti en el seleccionado nacía la relación de Imhoff con Los Pumas: el wing rosarino fue incluido para la disputa de la RWC 2011, donde disputó sus primeros partidos, y luego fue figura en la RWC 2015. Sin haber participado de la RWC 2019, es el tryman histórico del seleccionado en mundiales, con siete conquistas. 
 
Tras la Copa del Mundo que se llevó a cabo en Inglaterra y ante el nacimiento de Jaguares, Imhoff dejó de ser convocado por la política de la Unión Argentina que no permitía la inclusión de aquellos que jugaban en Europa. 
 
En 2018, con la llegada de Mario Ledesma, la regla se flexibilizó ante la falta de primeras líneas y en 2019 se canceló defintivamente. Sin embargo, y a pesar de su regularidad y sus buenos rendimientos con Racing, no tuvo la oportunidad de mostrarse y parece lejos de poder pelear un lugar para Francia 2023.
 
Con el cuerpo y con la cabeza
 
El paso del tiempo no fue un problema en la carrera de Javier Zanetti y no parece serlo para Juan Imhoff. Como el Pupi, no se ve al rosarino sufrir en la cancha la diferencia que podrían marcar rivales más jóvenes, rápidos o fuertes, en posiciones -tanto en fútbol como en rugby- en el que el estado atlético es clave.
 
Para eso, no sólo puede ser importante la alimentación, la preparación o el descanso. También la evolución y la inteligencia: Zanetti desarrolló la mayor parte de su carrera como lateral derecho, pero la llegada del brasileño Maicon a Inter lo obligó a reconvertirse y pasó a ser mediocampista. Sobre el final, se adaptó a jugar más en el centro de la cancha, reduciendo los largos recorridos que acostumbraba a realizar.
 
Imhoff no cambió el puesto, pero sí incorporó detalles a su juego para seguir siendo determinante. "En Duendes podía correr atrás de todas las pelotas, pero en Racing me di cuenta de toda la energía que me sacaba y que cada vez que me veían en un ruck, me lo hacían pagar; me di cuenta que iba a tener que hacer las carreras buenas, no todas", contó hace unos días en una entrevista con A Pleno Rugby. 
 
"Yo corro todas las pelotas, pero en las que acelero son en las que anticipo una ventaja; administro la energía, en cierto sentido, para que me quede un sprint final para la definición", agregó.
 
Uno en el Inter italiano, el otro en el Racing francés. Zanetti e Imhoff son dos ejemplos de jugadores que dejaron una marca donde fueron, pero no tuvieron un reconocimiento a la altura en sus seleccionados. La puerta parece cerrada, pero el back argentino está convencido que puede torcer el final de su historia. ¿Tendrá la posibilidad?
 
Autor: Christian Gómez Csher (@chrisgcsher)
Foto: Zimbio
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.