> 16 de Diciembre de 2019
“No me siento menos”

Guido Volpi va ganando minutos en Ospreys e hizo el viernes pasado su debut en Champions Cup frente al Racing de Juan Imhoff. El forward argentino no se achica y busca asentarse entre las figuras de Gales para volver a estar en el radar de la UAR. 

Formó parte del Alto Rendimiento de la Unión Argentina en su etapa de juveniles e integró el seleccionado de Buenos Aires, pero incluso jugando en la Primera de CUQ, sus chances de mostrarse y desarrollarse en el país parecían pocas. Por eso, Volpi dejó su club y sus estudios en la Universidad de Quilmes para probar suerte en Europa.
 
El primer desafío del forward fue en la Academia de Narbonne y rápidamente le llegó la chance de subir el nivel y probarse en Ospreys. La franquicia galesa que compite en Pro 14 lo contrató y, desde 2018, se convirtió en alternativa compartiendo plantel con figuras de Gales como Alun Wyn Jones, Dan Lydiate, Justin Tipuric y George North, entre otros.
 
"Yo había jugado en la Primera de CUQ cuando tenía 19, 20... Y habíamos andado bien, estábamos en Segunda y tuvimos chances de ascender y creía que ahí había una posiblidad de que me vuelvan a llamar de la UAR, pero eso no pasó. Cuando tenía 21, la Segunda pasó a ser Tercera (hubo una reestructuración en los torneos de la URBA) y estábamos más tapados todavía. Sabía que iba a ser más complicado y sentí que en Europa podía tener más posibilidades", comenzó Volpi, que el pasado viernes ingresó en el segundo tiempo ante Racing en París y debutó en Champions Cup. 
 
Pasaste de la Academia de Narbonne a Ospreys es un claro camino ascendente, ¿tu objetivo es ahora poder asentarte en el equipo?
 
Sí, ahora la idea es poder jugar la mayor cantidad de partidos posibles. Al principio era más ganar ritmo y entrenar con estos jugadores de calidad, ahora me siento bien ahí y la idea es jugar lo más que pueda.
 
Este año pasaste por una lesión y una operación... 
 
Tuve una operación de tobillo, pero fue justo al final de la temporada pasada. Así que tuve suerte y no me perdí ningún partido, me recuperé en el verano. Me fui dos semanas a Argentina y después volví, le metí más duro y llegué al primer amistoso. El tobillo impecable, así que no pasó nada.
 
¿Con qué nivel tuyo te encontraste, en el contexto de un equipo y una liga con muchos jugadores internacionales? ¿Te pudiste ir adaptando al roce, al ritmo...?
 
Sí, yo creo que sí. Al principio era todo nuevo, nunca había estado en un ambiente profesional como este. Cuando era chico y estaba en la UAR era un proceso distinto, no estábamos ni cerca de ser profesionales. Acá me encontré con un montón de cosas nuevas. Respecto al nivel me siento bien, siento que soy uno más del grupo y no me siento menos. Me siento cómodo. Al principio quizá sí por todo lo nuevo, pero una vez que iba pasando el tiempo te vas dando cuenta que por algo estás ahí.
 
¿Cómo es para vos compartir un plantel con jugadores de tanto peso en Gales como Alun Wyn Jones, Tipuric, North...?
 
Es increíble. Los tipos son muy humanos. Aprendés de ellos todos los días, hacen cosas increíbles que quizá ni se dan cuenta. Alun Wyn Jones es un ejemplo, siempre una energía increíble, Tipuric juega de una manera impresionante. Pero más allá de eso, la personalidad de los tipos es increíble. Son muy humildes, muy humanos. Dan el ejemplo todo el tiempo con sus acciones y eso es lo más impresionante para mí. Con la grandeza que tienen, lo humilde que son.
 
Hace algunos años Ospreys peleaba liga, incluso fue campeón y también competía en Europa, ¿cómo se vive en el club este presente lejos de los primeros puestos?
 
Sí, arrancó medio complicado. Es difícil porque no se nos están dando un montón de resultados, pero la mentalidad de trabajo y de rescatar las cosas positivas está. Estamos intentando ver las cosas buenas y de corregir todos los errores que estamos cometiendo para ver si podemos cambiar el rumbo de esta temporada que arrancó medio jodida.
 
Se van a terminar de sumar todos los mundialistas, eso los va a ayudar un montón... 
 
Sí, es siempre muy bueno para nosotros cuando terminan de volver todos los jugadores de selección porque le dan otra cara al equipo, otra energía. Sobre todo también los entrenamientos. La calidad es mucho mejor y nos da mejores resultados al final.
 
Si bien el abanico para los de Europa está abierto, el camino más directo hacia Los Pumas es Jaguares. Teniendo en cuenta tu edad (24), ¿te interesaría si te proponen jugar en la franquicia?
 
La verdad que sí, pero soy consciente que para que pasen esas cosas primero hay que demostrar en la cancha y hoy en día, si bien estoy trabajando muy bien y estoy cada vez mejor, la verdad que todavía muchos minutos no me dieron y sé que es un proceso que lleva mucho tiempo. La respuesta es sí, pero sé que hay que llevarlo con paciencia y empezar a hacer un poco la diferencia cuando tenés la posibilidad de jugar acá. 
 
¿Cómo quedó tu relación con la UAR? ¿Te conocen, tienen en cuenta que estás ahí, que sos una opción más?
 
La verdad que no lo sé. Desde que me quedé afuera en Menores de 18 nunca más me volví a comunicar con la UAR. No sabría decirte.
 
¿Sos de seguir a Jaguares en el Súper Rugby?
 
Sí, estuvo buenísimo. Me encantó, me gustó mucho Jaguares.
 
Teniendo en cuenta lo que fue la temporada de Jaguares, por los jugadores que son prácticamente los mismos, ¿se esperaban otra cosa de Los Pumas en el Mundial allá? ¿Qué percibiste en Gales?
 
Sí, quizá se esperaba un poco más. Pero teniendo en cuenta el grupo que nos tocó es difícil. Porque arrancaste dormido el primer partido, los primeros 20 minutos y quedaste afuera. Fue así. Estábamos para ganarle a Francia, claramente el segundo tiempo se notó que si hubiese cambiado un poquito la primera parte nos llevábamos la victoria. Es difícil decir porque tocó un grupo complicado, no recuerdo la última vez que le ganamos a Inglaterra. Quizás esperaban un poco más.
 
Autor: Mundial XV
Foto: Ospreys Rugby
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.