> 21 de Noviembre de 2019
"Estoy tranquilo por haber dejado todo"

Juan Manuel Leguizamón ya dio vuelta la página con Los Pumas y piensa ahora cuál será su próximo paso. El santiagueño, que no seguirá en Jaguares, analiza sus posibilidades para seguir jugando de manera profesional. "No cierro ninguna puerta", dijo.

El pasado 9 de octubre, en Kumagaya y con triunfo sobre Estados Unidos por la RWC 2019, Juan Manuel Leguizamón escribió el punto final de su carrera en el seleccionado. Un ciclo que inició en 2005 y que incluyó cuatro mundiales, entre ellos el inolvidable tercer puesto en Francia 2007. El último Puma de Bronce en dejar la celeste y blanca. "Es todo muy reciente todavía, pero tratando de pasar un poco la página. Hay momentos que se me vienen cosas a la cabeza, recuerdos...", comenzó Legui en diálogo con A Pleno Rugby. 
 
"Es muy difícil después de tanto tiempo, de un día para el otro decir 'bueno listo, pasó, terminó', aunque es así y hay que pensar en otra cosa. A uno siempre le quedan cosas y sobre todo después de tanto tiempo no es simple. Pero estoy tranquilo. Es una etapa que en un momento había que terminarla. No sé si era ese el momento o no, nunca lo vas a saber. Me siento bien todavía, pero la realidad es que cada vez jugaba menos y yo como competidor, quiero competir. Es sin dudas otro de los puntos que me hizo tomar la decisión".
 
"Estoy tranquilo por haber dejado todo, por haber disfrutado tanto, vivido tantos cosas. Soy un agradecido, para mí fue un privilegio y me siento medio tocado por tantos años y por tanto vivido. Experiencias y aprendizajes, fue mucho tiempo y el 100% de lo que pasó fue positivo. Ya está, a otra cosa...", redondeó.
 
Hace 12 años terminabas el Mundial 2007 y se hablaba de la insersión del rugby argentino en el hemisferio sur. Hoy te vas y hay una franquicia de Súper Rugby y el seleccionado en Rugby Championship. ¿Qué significó para vos ser parte de todo ese proceso histórico desde adentro?
 
Me tocaron vivir cosas increíbles desde que arranqué con Los Pumas. Vinieron cosas muy buenas, se creció mucho, se avanzó mucho, se evolucionó mucho. Esto de tener la posibilidad de jugar el Championship desde 2012, después la franquicia de Súper Rugby hace no muchos años, era impensado, descabellado. Hoy es alucinante todo lo que ha ido pasando y lo que se ha ido logrando. Hay mucho trabajo de mucha gente. Como jugadores hicimos nuestra parte, pero se trabajó mucho afuera de la cancha. La mano de Agustín (Pichot) y los dirigentes para lograr muchas cosas que se fueron logrando, se fueron dando y nosotros fuimos privilegiados de haber vivido, hablo por mí más que nada, todas esos mini procesos que fueron dándose desde el Mundial 2007, mismo 2003 también se empezó a evolucionar mucho y se empezó a creer cada vez más y a apostar cada vez más. Feliz de que me haya tocado vivir todas esas etapas. Pero seguramente se vienen muchas etapas buenas también y la evolución sigue estando presente. Está todo yendo muy rápido, está buenísimo que así sea y es parte de la naturaleza y evolución de todo.
 
Hubo chicos que jugaron su primer Mundial con apenas unos partidos en lo que es la elite, ¿creció también la estructura del rugby argentino, pensando lo que es el futuro de la franquicia y el seleccionado? 
 
Sí, creció un montón la cantidad de jugadores, la base se amplía año a año, semestre a semestre. Los chicos hoy ya vienen desarrollados de otra forma desde chicos. De 17, 18, 19, 20 años empiezan a estar cada vez mejor preparados para lo que es el profesionalismo, el nivel internacional. Antes era todo más difícil, más lento, había una base de jugadores menor a la que hay hoy, se asemeja todo a lo que son las naciones con rugby profesional. Francia, Inglaterra... Un poquito más lejos de lo que es el hemisferio sur, pero de lo que me ha tocado vivir a mí se asemeja un poco a eso. Seguimos estando lejos porque somos un país que ha jugado rugby amateur toda su vida y el profesionalismo se empieza a acercar de a poquito, con Jaguares o las posibles franquicias sudamericanas y demás que se está gestando y que está buenísimo. Se empieza a notar y hay varios de los que fueron al Mundial, que son chicos de 20 años, está buenísimo.
 
Ya de vuelta en Buenos Aires, Leguizamón aprovecha el tiempo con su familia y, mientras se entrena, piensa tranquilo cuál será su próximo paso. Porque el retiro no entra en sus planes. El tercera línea quiere seguir jugando de manera profesional en 2020 y analiza las posibilidades. Eso sí, ya sabe que no será en Jaguares. 
 
¿Qué tan cerca estás de tener una definición?
 
Todavía estoy analizando alguna que otra opción. Pero es así, tengo ganas de seguir jugando un poquito más profesionalmente, me siento con ganas, preparado, me siento bien tanto física como mentalmente para hacerlo. Obviamente va a ser difícil porque los clubes se empiezan a interesar menos en jugadores más grandes, pero estoy analizando un par de posibilidades y opciones. Estoy tranquilo. Esperemos que se dé y con ganas de jugar un poco más.
 
En Europa la temporada ya arrancó y salvo como joker no están incorporando y el Súper Rugby el tema de la edad influye un poco más para jugar en otra franquicia. ¿Los mercados que se abren para vos en este momento son Estados Unidos o Japón?
 
Sí, por ahora estoy tranquilo. Obviamente, con ganas de que se defina algo, pero no cierro ninguna puerta, estoy analizando las eventuales y posibles opciones que surjan. Puede ser. Obviamente que con familia y yo más grande ya la idea me tiene que interesar por todos lados. Tiene que ser divertido, una buena opción para que sea una nueva experiencia de vida también, así que todo influye. No cierro ninguna puerta pero ya analizo un poquito más las cosas. Por ahí antes cuando estaba solo o era más chico, era todo un poco más simple, ahora es todo un poco más complicado. Iremos viendo. Todavía cualquier cosa puede ser. 
 
Hablabas de la familia. En el caso del rugby japonés, instalar a tu familia allá sería un cambio cultural muy grande, ¿no?
 
Sí, no lo pensé mucho pero me imagino. Estuvimos ahora en Japón, que es espectacular como país. No lo analicé tanto todavía pero sí sería un cambio importante de costumbres y de cultura, pero al no haber definido nada aún no estoy analizando tanto todavía.
 
A principio de año abriste tu bar en San Isidro. ¿Lo hiciste ya planificando tus actividades después del rugby? 
 
Lo del bar es una sociedad con varios chicos que me invitaron a ser parte. No es que es "mi bar" y tampoco fue algo que yo fui diagramando. No es propio mío. Me invitaron a participar con amigos, es algo más tranquilo.
 
En el día a día, ¿estás entrenando, de vacaciones...?
 
Desde que volví del Mundial, trato de desconectar un poco. Obviamente sigo entrenando. Voy al gimnasio, estoy corriendo, me gusta hacerlo. Estoy un poco más desconectado de lo que es el rugby en sí, aprovechando para disfrutar un poco de mi familia, después de este último año con tantos viajes, tantas giras, Mundial. Si bien mi familia estuvo es diferente, porque nosotros estábamos en la nuestra y nos veíamos menos. Estoy ganando un poco de terreno de vuelta con mi familia y mis hijos.
Autor: Christian Gómez Csher
Foto: Daniel Salvatori
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.