> 09 de Julio de 2019
El paso a paso de Jaguares

Con Gonzalo Quesada como coach y un plantel que supo responder a cada exigencia, la franquicia vivió su mejor temporada y peleó por la corona hasta el final. De las dudas a las certezas, el camino de un equipo que ya quedó en la historia grande del rugby argentino. 

Entre la incertidumbre y la esperanza
 
Un comienzo con dudas. Jaguares no había tenido amistosos de nivel en la primera pretemporada de Gonzalo Quesada y había incertidumbre en cuanto al funcionamiento del equipo sin Nicolás Sánchez. Lions sometió con el poderío de su pack y se llevó su primer triunfo de Buenos Aires (25-16) en un debut que dejó preocupaciones. 
 
Pero aquellas dudas encontraron algunas respuestas las semanas siguientes. Los argentinos, con más carácter que juego, sacaron adelante dos partidos bravos ante Bulls (27-12) y Blues (23-19) para abrochar sus primeras victorias en Vélez y demostrar que habría razones para creer.
 
Las lesiones también juegan
 
Los triunfos en Buenos Aires dejaron heridos y la primera gira de Jaguares fue traumática. Además de dos flojas actuaciones y derrotas ante Lions (47-39) en Johannesburgo y Stormers (35-8) en Ciudad del Cabo, el equipo de Quesada llenaba cada vez más su enfermería: en Sudáfrica se lesionaron Matías Orlando, Martín Landajo, Emiliano Boffelli y Bautista Delguy, que se sumaban a las ausencias de Jerónimo de la Fuente, Agustín Creevy y Gonzalo Bertranou, entre otros.
 
Otra vez, después de la tormenta salió el sol. Jaguares no pudo con Chiefs (30-27) en Liniers en un partido que se escapó sobre el final. Mucha bronca, pero nuevamente la sensación de que podía pelear de igual a igual si ajustaba detalles.
 
¡Acá está Jaguares!
 
La franquicia argentina volvió a Sudáfrica con tres derrotas en fila y otra tanda de lesionados, que incluía a Joaquín Díaz Bonilla. Tito fue el apertura en los seis encuentros iniciales y, en Pretoria, el que tenía la chance era Santiago González Iglesias en un choque apretado y que se resolvió con una de las mejores apariciones de la temporada: Domingo Miotti entró faltando 8 minutos, apoyó dos tries en su debut y selló un 22 a 20 histórico en el Loftus Versfeld.
 
La inmensa alegría ante Bulls fue un quiebre y Jaguares no desaprovechó el impulso. Tampoco Miotti, que hizo su estreno como titular ante Sharks y confirmó que su buen ingreso no fue una casualidad. Los argentinos redondearon quizá su mejor actuación en cuatro temporadas y minimizaron a Sharks con una goleada por 51 a 17 para hacer pie por primera vez en Durban y volver a ponerse en carrera.
 
El plantel volvió renovado de la tierra de los Springboks y en Buenos Aires ratificó lo hecho afuera ante dos rivales complicados. El primero fue Brumbies, a quien venció por 20 a 15, con una gran tarea en defensa, y luego tuvo su revancha con Stormers: lo superó por 30 a 25 y ganó un mano a mano clave para seguir escalando en la conferencia.
 
Otro viaje de ensueño
 
Jaguares metió en la valija sus cuatro alegrías en fila y despegó hacia Oceanía, donde el año pasado había comenzado la racha con Mario Ledesma rumbo a los play offs. El primer desafío fue Highlanders y el resultado el mismo de siempre con los de Dunedin: derrota. Un 32 a 27 con sabor a demasiado poco en un partido que pudo haber sido.
 
Pero Jaguares supo digerir rápido el mal trago y días más tarde viajó a Wellington para afrontar uno de los máximos desafíos: ganarle a Hurricanes (por primera vez) y en su casa. El 28 a 20 quedará sin dudas como uno de los triunfos más importantes en la historia del equipo.
 
Con semejante sonrisa, el viaje de Jaguares siguió por Australia, un territorio difícil pero de donde siempre había salido airoso. Y esta vez no fue la excepción: dos nuevas sonrisas ante Waratahs (23-15) y Reds (34-23) que despertaron polémica por las declaraciones del ex Wallaby Phil Kearns: "Son un equipo nacional. Ni siquiera tendrían que estar en el torneo". Algo bien se estaba haciendo.
 
A un paso de la historia
 
La tercera salida al exterior de Jaguares en la temporada dejó un saldo más que positivo, pero había que terminar el trabajo en casa: ganar la conferencia sudafricana, algo que se consiguió con un lapidario 34 a 7 sobre un Sharks que amenazaba más de lo que convencía y cerrar la etapa regular segundo, que fue posible por la goleada 52 a 10 sobre Sunwolves, nuevamente con muchos suplentes a la altura de las circunstancias.
 
Un sueño que recién empieza
 
Por primera vez, Jaguares afrontó los play offs en condición de local. El equipo dejó el alma y algo más y sacó adelante un partido bravísimo ante un rival que llegaba en su mejor momento y que siempre es candidato: Chiefs. Ante los kiwis, que habían ganado en Vélez en la etapa regular, los argentinos mostraron todo su corazón y sacaron a relucir su mejor arma, la defensa, para dar otro paso histórico.
 
De los 17 mil espectadores que estuvieron ante Chiefs a los 31 mil que alentaron ante Brumbies, el mensaje de la gente fue claro: hay un equipo que lo identifica. Jaguares cumplió con las expectativas, jugó un partido brillante y regaló un 39 a 7 sin fisuras que le dio el boleto a su primera posibilidad de pelear por el título, nada menos que ante Crusaders y en Christchurch.
 
Un desafío inmenso significaba afrontar la final con los mejores de todos los tiempos y en su casa, donde nunca habían perdido un mano a mano. Pero Jaguares fue decidido a ser protagonista y no un actor de reparto. El final de la película fue el mismo que hace tres años, pero los argentinos tuvieron sus chances y fueron competitivos. Una experiencia y un aprendizaje enriquecedor, más allá de la bronca por lo que pudo haber sido. Pero este es, sin dudas, un sueño que recién empieza.
 
Autor: Christian Gómez Csher
Foto: Mundial XV / Jaguares
Fuente: Mundial XV
guialaboral
scrum5
Email:
Nombre y Apellido:
Copyright© 2011 MundialXV. Todos los Derechos Reservados.